Real Time Web Analytics

MI COLECCION LE MANS EN SLOT A ESCALA 1:32

domingo, 15 de noviembre de 2009

RENAULT ALPINE A442B de Le Mans Miniatures, 1st Le Mans 1978 #2

Este es el Renault Alpine A442B de Le Mans Miniatures, adquirido en versión RTR. La reproducción está hecha perfectamente, pero falta el piloto, como en las primeras unidades de la marca de resina. Le acompaña una figura de Joeslot, fabricada también en resina por mi amigo Enric y pintada a mano.



24 HORAS DE LE MANS DE 1978.
Previo. ¿La venganza de 1977? Tras la edición de 1977 en la que el suspense duró hasta el mismo final, Renault quería venganza antes de concentrarse totalmente en la F1. Ese año los A442 rendían bien, pero todos sufrieron problemas de motor, sirviendo en bandeja la victoria a Porsche. En Porsche debían la victoria de 1977 sobre todo al gran Jacky Ickx, pues de lo contrario un Mirage hubiera conquistado la carrera.

En Renault conocían el origen del mal que afectó a los motores de 1977: la rotura de los pistones de los Alpine estaba relacionada con un problema de inercia que produce una flexión en su eje. Renault había realizado extensas pruebas en Le Castellet y también en el Transport Research Centre de Columbus (Ohio),  un circuito de 12 km que permitía alcanzar los 320 km/h, reproduciendo con bastante exactitud el comportamiento que iban a "sufrir" los prototipos en la larga recta de Les Hunaudières (50 segundos a fondo en quinta). Patrick Tambay fue cronometrado a 378 km/h.

En cuanto a las novedades, Renault presentó un coche nuevo llamado A443 aumentada su cilindrada hasta los 2140 cc. Los cambios más visibles se referían a la carrocería: el diseño de una burbuja corta-vientos que daba la impresión de un coche casi cerrado. El piloto accedía al coche mediante la apertura de la burbuja hacia adelante.


Cuatro coches fueron inscritos, el nuevo A443 para Jabouille/Depailler (en sustitución del lesionado Tambay), un A442B en manos de Pironi/Jausssaud, un A442A para Jarier/Bell, así como otro A442 privado con los colores de Calberson para Ragnotti/Fréquelin/Dolhem. Porsche inscribió 3 modelos 936 pilotados por Ickx/Pescarolo, Wollek/Barth/Joest y Haywood/Gregg. Si los 936 habían venido para conseguir la victoria en Le Mans, era más que probable que Stommelen animaría el inicio de carrera.

En la categoría «Silhouette», presentaron un modelo Porsche 935 Monster Power de 750 CV, nunca visto en Le Mans. Apodado 'Moby Dick', su consumo era fenomenal y le obligaba a repostar cada 40 minutos. Desde el comienzo de la temporada de resistencia, el 935 rodó con las puertas recubiertas de paneles aerodinámicos contrarios a la normativa. Para Le Mans, Jurgen Barth que representaba al equipo Porsche, presentó dos documentos firmados por miembros de la Comisión Deportiva Internacional para validar estos carenados. El apéndice aerodinámico se presentó como una “prolongación” de las defensas delanteras… El Porsche fue finalmente admitido en la salida. A pesar de cumplir unos reglamentos más o menos difusos, el Moby Dick no respetaba en modo alguno el alma del coche pues estaba a años luz de un 911 de serie.


Entrenamientos. El miércoles se abrieron las hostilidades y Jacky Ickx pulverizó el récord del circuito realizando un tiempo de 3.27.6, tres segundos por debajo del antiguo récord en poder del Alfa de Merzario. En Renault, Depailler estaba a 7 segundos. Faltaba apoyo aerodinámico y el optimismo dio paso a la duda. Stommelen con su 935 obtienía el segundo tiempo provisional con 3.30.7.

El jueves, en Renault eliminaron una pieza del capó delantero y el rendimiento aumentó, logrando Depailler un 3.28.4, más en consonancia con las ambiciones de Renault. Los pilotos del A443 sufrieron el calor bajo la burbuja y prefirieron quitar el nuevo dispositivo. Sin embargo, Pironi y Jaussaud lo conservaron.

Carrera. Jabouille hizo una salida fulgurante y al final de la primera vuelta ya contaba con ¡¡¡ 12 segundos !!! de ventaja sobre Ickx, Pironi, Jarier, Wollek, Shurtia, Ragnotti, Leclere y Schuppan. La primera parada se produjo en la segunda vuelta cuando Ickx se detuvo en su box con el acelerador atascado. Sin llegar a encontrar el problema, desconectaron la 2 ª bomba de combustible. Haywwod también se detuvo con las mismas preocupaciones y por fin encontraron el origen del problema. Ickx se detuvo de nuevo y se solucionó el problema. Delante, tres Renault estaban en cabeza, con Ickx a 5.22.


A los 39 minutos de carrera, el Moby Dick tenía el estómago vacío… 120 litros consumidos en 10 vueltas, un consumo de 80 litros a los 100 km. Jabouille se detuvo víctima de extrañas vibraciones. Se le cambiaron los neumáticos y hubo relevo de piloto. En la vuelta 24, volvió Depailler al box, la vibración continuaba. Se le cambiaron los neumáticos delanteros y a las 25 vueltas los traseros. Iba séptimo.


A las 21:00, Ickx se paró en boxes, obligado a cambiar el piñón de la quinta marcha. Poco después, el turbo del 936 de Haywood / Gregg / Joest se rompió. Necesitaron 13 minutos para sustituirlo completamente. Entonces en Porsche comienzó el “baile de los asientos”. Jochen Mass se unió a Pescarolo, mientras que Ickx sustituyó a Barth.

El Renault de Jabouille remontaba y recuperó el liderato después de 7 horas de carrera. Detrás, las posiciones no cambiaron significativamente hasta mediados de carrera. Las vibraciones que afectaban al #1 ahora se producían en todos los Renault. Era debido al desgaste desigual de las pastillas de freno que desequilibraban la frenada.


A las 22:35, primer incidente serio en Renault. Bell abandonó. Detrás Wollek/Ickx remontaron hasta la 2 ª posición, colocándose a dos vueltas. ¿Sería esta carrera un remake de la de 1977?

A las 9:00 el 936 de Wollek/Ickx se detuvo 37 minutos para cambiar el piñón de la quinta.

A las 10:00 Golpe de teatro en cabeza: Depailler rompió el motor del Renault en Les Hunaudières. Jabouille pasó a apoyar a Ragnotti y Frequelin.

El final de carrera se le hizo muy largo a Renault. ¿Los problemas de motor del #1 se iban a reproducir sobre los otros coches? ¿Resistirían los piñones de las cajas de cambio?

El embrague del coche de cabeza estaba tocado y pidieron a Didier Pironi que fuera él el que efectuara los dos últimos relevos. Contaba con 7 vueltas de ventaja sobre Jacky Ickx. El piloto del Porsche dio lo máximo de sí mismo, recuperando 2 vueltas al Renault. Había conducido 14 horas y perdido 6 kg de peso…

A las 16:00 "Didí" pasó la línea de meta victorioso, totalmente agotado.


Moby Dick acabó 8 º. Además de su autonomía limitada, el coche era propenso a todo tipo de problemas. Terminaría detrás de tres Porsche 935, que consiguieron la victoria en IMSA y en Grupo 5. La carrera del Moby Dick, que comenzó un mes antes, se detuvo en la Sarthe definitivamente para pasar a incorporarse al Museo Porsche...

3 comentarios:

  1. Wenas ALEX!!!! Estás son las historias que me gustan, así da gusto comenzar un blog. Sin duda, será de obligada visita, así que ponte manos a la obra y culturízanos.
    Adeu y gasssss

    ResponderEliminar
  2. Gracias Joan... a mí siempre me han parecido ladrillazos e intento acortarlos lo máximo posible... pero no puedo!!!!

    Siento que cada una de las frases y cada una de las palabras que escribo sobre Le Mans son imprescindibles para la historia que cuento...

    ¡¡¡ Y así sale lo que sale !!!

    ResponderEliminar
  3. Ladrillos????somamon son obras de arte!!!!

    Por cierto se de uno que tiene ese Alpine..y no lo monta,sera tarugo......

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar el blog y por añadir un comentario; te lo agradezco. Reconozco que me gusta que me escriban, y me gusta responder.