Real Time Web Analytics

MI COLECCION LE MANS EN SLOT A ESCALA 1:32

miércoles, 27 de enero de 2010

HONDA NSX GT2 de AX62, 8th Le Mans 1995 #84



El coche es un Honda NSX de Cartrix... esta carrocería no es exactamente la del GT2 del 95, hay muchos detalles que diferencian una de otra... pero tenía unas ganas locas de hacer este coche (hace 6 millones de años que compré las calcas) y ya no podía aguantar más... ya habrá tiempo para ejercer de "purista"...


Está pintado en rojo a spray con una marca artesanal, cedido por mi amigo Enric (Joeslot). Al principio la pintura no salió todo lo diluida que sería de esperar, casi con toda probabilidad debido a que el bote estaba demasiado frío, y salieron las gotas bastante más gruesas de lo deseable. Algo arreglé con el pulimento, pero no quedó del todo perfecto... se nota un acabado de "piel de naranja"...... pero a mí ya me satisface.


Las calcas me dieron muchísimos problemas porque, además de mi torpe destreza, son bastante quebradizas y las dos grandes se me rompieron nada más desprenderlas de su base. Las blancas transparentan un poco y algunas las he tenido que poner dobles. Pero a pesar de todo, he disfrutado de lo lindo... ¿será que soy masoca?... Por cierto, acabo de darme cuenta que me falta pintar en negro el montante de la ventanilla....


Nuestro protagonista fue inscrito en las 24 Horas de Le Mans de 1995, en la categoría GT2. El Team Kunimitsu Honda (Japón) escogió a los pilotos también japoneses Keiichi Tsuchiya, Akira Iida y Kunimitsu Takahashi, que lo hicieron fantásticamente, puesto que llevaron el pequeño deportivo de 2977 cc a la victoria en su categoría y a un extraordinario 8º puesto final.


La carrera no fue ganada por un WSC (los LMP de entonces) como era de esperar, sino por un GT1, el McLaren F1 GTR pilotado por las expertas manos de Yannick Dalmas, Masanori Sekiya y JJ Lehto. Supieron dirigir este superdeportivo hasta la victoria final amparándose en unas condiciones climatológicas adversas que, sin embargo, les favorecieron notablemente: el mal tiempo provocaba continuos accidentes y largos periodos en los que los pace-car ralentizaban la carrera; por tanto, las diferencias eran mínimas.



Algunos datos interesantes sobre el origen y desarrollo del Honda NSX.

Honda dio pistas de la futura construcción de un prodigioso coche con el HP-X, concept car que se presentó en el Salón del Automóvil de Turín de 1984. Fue diseñado con un chasis ligero y motor V6, tal como lo fue el NSX, diseñado por Pininfarina.

El desarrollo del NSX comenzó ese mismo año; el proyecto fue dirigido por Shigeru Uehara, Ingeniero Jefe Ejecutivo de Honda Se rumoreaba que Honda trabajó con cerca de 20 versiones distintas de vehículos con diferentes diseños antes de decidirse por lo que ahora reconocemos como el NSX.

El peso fue un gran problema para el equipo Honda, ya que aquél afecta a todo el conjunto: el rendimiento, el manejo y el frenado. Se dieron cuenta que para lograr rigidez de conjunto sería necesario un material ligero para la construcción del chasis. En ese momento la fibra de carbono era muy cara, de manera que el aluminio fue la respuesta.

El NSX equipado con un chasis monocasco de aluminio tenía un peso total de tan sólo 200 kg. Podría decirse que lo más exquisito del NSX era algo que no se veía: la suspensión de doble horquilla, hecha de aluminio forjado, que fue la base de la creación de un coche de gran manejabilidad.

A pesar de que algunos han etiquetado al NSX como un clon de Ferrari, la mayor influencia en los diseñadores vino de las formas del Porsche 911… y del avión de combate F-16!!!. Otros muchos coches “ayudaron” en el desarrollo del Honda, como el Ferrari 308, el Corvette, el Peugeot 205 GTI, el Lancia Delta Integrale o el Audi Quattro, por citar algunos ejemplos.

Mucho antes de que Nurburgring se pusiera de moda, Honda construyó un centro I + D en la pista alemana para poner a prueba el desarrollo del NSX. Como es bien sabido, el gran Ayrton Senna tomó parte en el desarrollo de los coches...

Gran parte del coche fue construido a mano en la planta de Tochigi, utilizando para ello más de 40 equipos de personal.

sábado, 16 de enero de 2010

PORSCHE 917/20 "Pink Pig" de LE MANS MINIATURES, Ab Le Mans 1971 #23

Rosa que te quiero Rosa...

Sí, ya sé, la canción es "Verde, que te quiero verde"... pero he querido hacer un juego de palabras, cambiando el verde por el "Rosa", que era el nombre de mi inolvidable mamá.


Coches verdes de Le Mans hemos visto muchos, especialmente ingleses, que los pintaban en el color conocido popularmente como "british racing green". ¿Quién no conoce el origen de las "flechas de plata"?. De como los alemanes de Mercedes pasaron de pintar sus coches blancos a pintarlos en el plata que actualmente lucen. Si pensamos en un Ferrari, el 99.99 % lo hará en uno de color rojo... el que lo imagine de otro color es porque será dueño de uno amarillo o azul o negro.... en fin, para gustos los colores.

¿Y si pensamos en el rosa?...

Creo que el más conocido es el llamado Porsche "Pink Pig", también llamado "Big Bertha" por los franceses o "Der Tuffeljäger von Zuffenhausen" (el cazador de trufas de Zuffenhausen) según los alemanes. Se trata del Porsche 917/20 que corrió en Le Mans en la edición de 1971.


Su presencia más bien fea fue el resultado del trabajo de desarrollo aerodinámico realizado por una empresa francesa llamada SERA. Ensancharon el coche para evitar turbulencias del viento con las llantas y diseñaron un morro cuadrado para evitar que el aire se metiera por debajo del coche.


Las pruebas en el túnel del viento demostraron que tenía un coeficiente de penetración de sólo 0.387, pero la extrema anchura de la carrocería fue su mayor impedimento para superar a los 917 K e incluso a los LH (cola larga).

La decoración de la carrocería fue obra de Tony Lapine, jefe de diseño de Porsche en ese momento. Dicen las malas lenguas que se sintió traicionado porque la empresa no eligió "su" proyecto para la carrera y solamente le encargaron la deco... y el hombre se cebó.

Escogió un "increible" color rosa, dibujando a trazos el despiece de un cerdo tal como lo harían en una carnicería , con los nombres de cada parte en alemán, mas no sabría deciros como se traduce paletilla, jamón, o solomillo...


Fuera bromas, esta unidad calificó en séptima posición y a mitad de carrera abandonó por accidente, cuando rodaba en una más que excelente tercera plaza.... Bueno, falta decir que los pilotos encargados de conducir el "cerdito rosa" fueron los alemanes Reinhold Jöst y Willibert 'Willi' Kauhsen.

Actualmente podemos hacer una visita al Porsche 917/20 #23 en una granja que Porsche tiene a las afueras de.................... no, es broma... lo cierto es que lo podemos encontrar en el Museo Porsche de Stuttgart, junto a sus hermanos de calle y de carreras.


Si comparamos la foto del coche original con la del modelo a 1/32 que ha realizado Le Mans Miniatures, nos daremos cuenta que se ha ajustado fielmente a la realidad, tanto a nivel de cotas, como de pintura, asi como en la tipografía. En fin, huelga decir que este es uno de mis coches favoritos. Le Mans Miniatures también ha fabricado la versión "Test Car" en color blanco y con el #20, tal como sucedió en 1971 en el circuito de La Sarthe.

Próximamente....... más "cerditos".

P.D.: dedicado a mi mamá, a la que añoro hasta el infinito... Rosa, que te quiero Rosa.

viernes, 8 de enero de 2010

SAUBER MERCEDES C9 de Slot.it, 1st Le Mans 1989 #63

¿Qué tal el 2010?... Tras la resaca de las Fiestas Navideñas, hoy toca presentar coche... De hecho no es uno, sino tres, que vienen presentados en una bonita caja... da pena sacarlos de ella, pero su destino final es la vitrina, a pesar de tratarse de un modelo de slot y la controversia que ello genera. Pero yo prefiero disfrutarlos así, que en la pista ya metí otros...


El Sauber Mercedes C9 es de la marca italiana Slot.it, a la que le tengo un gran aprecio en general. Sus modelos son leyenda viva de los mejores tiempos de las carreras de resistencia, y cada prototipo que aparece me colma de alegría... y más si son ganadores, como en este caso, en el que Sauber Mercedes logró el doblete en la edición de 1989.





Los tres coches fueron adquiridos en el mercadillo de la Plaza Masadas de Barcelona, cuando iba en compañía de mi amiguete Enric... aparecieron en una de las paradas (en la que ya nos conocen), nos ofrecieron un precio de compra buenísimo y se vinieron conmigo a casa.


Os he dejado unas fotillos (un poco oscuras)... a la hora que llego a casa y con este clima la luz es mínima, pero no quería demorarme más tiempo. También añado un pequeño resumen de los prototipos Mercedes del Grupo C.

Prototipos Sauber Mercedes Grupo C

Peter Sauber comenzó a crear prototipos de competición para el Grupo C del Campeonato Mundial de Marcas de la FIA (World Sportscar Championship) a principios de la década de los 80. La sociedad con Mercedes Benz como proveedor de motores comenzó en 1985 con el Sauber C8 y los buenos resultados no tardaron demasiado en suceder.

Curiosamente, los prototipos Sauber no llevaban la letra C para identificar su categoría, sino que esa era la inicial de Christiane, la mujer de Peter Sauber. La historia de este prototipo deja recuerdos como la victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1989.

Sauber Mercedes C8
En 1985 se presenta el Sauber Mercedes C8, el primero de los prototipos surgidos de la asociación entre Sauber y Mercedes Benz como proveedor de motores. Sauber adoptó como base de diseño el chasis del C7, aunque modificándolo para reemplazar el anterior motor 6 cilindros en línea por el Mercedes V8.

Mercedes no quería invertir en el desarrollo de un chasis, es por eso que aprovecharon la demostrada capacidad de Sauber como líder del equipo. Mercedes utilizó tecnología derivada de la Fórmula 1 y desarrolló el impulsor M117, un V8 de 4.965 cm3 de cilindrada sobrealimentado por un turbocompresor.

En 1985 el Sauber Mercedes C8 clasificó 17º en Le Mans, aunque un accidente en entrenamientos impidió que pudieran presentar el prototipo en dicha carrera. En 1986 el equipo cambió su nombre a Kouros Racing Team, siendo Kouros el patrocinador principal. En sus dos primeras carreras el Sauber Mercedes C8 finalizó en octava y novena posición, mostrando cierto potencial.


Tras un abandono en Le Mans, el Sauber Mercedes C8 tuvo su primera gloria en los 1.000 km de Nürburgring, donde ganó frente a los ejecutivos de Mercedes Benz. Así demostraron condiciones y posteriormente obtuvieron apoyo oficial.

Para la temporada 1987 el Kouros Racing Team utilizó el nuevo Sauber Mercedes C9, aunque se presentó en una sola carrera. El anterior C8 fue vendido a un equipo privado francés que corrió sin éxito alguno.


Sauber Mercedes C9
El año 1988 suponía un gran crecimiento del equipo, que ahora volvía a llamarse Sauber Mercedes, dejando de lado a su anterior sponsor. El nuevo prototipo Sauber Mercedes C9 estaba patrocinado por AEG-Olympia, empresa perteneciente a Mercedes.

La temporada 1988 fue realmente muy exitosa. El C9 ganó 5 carreras y terminó segundo en el campeonato detrás del equipo TWR Jaguar. La única y gran decepción fue Le Mans, donde el equipo decidió a última hora no participar por problemas con los neumáticos Michelin.

La gran consagración del equipo Sauber Mercedes se concretó en 1989. Con la carrocería totalmente plateada evocando a las flechas de plata, el renovado C9 incorporaba un nuevo motor Mercedes M119 más liviano y potente. Con bloque y tapas de aluminio más bielas de titanio, este impulsor de 4.973 cm3 entregaba una potencia de 720 hp a 7.000 rpm en carrera, mientras que en clasificación aumentaban la presión del turbo para obtener 800 hp.


La temporada 1989 dejó como balance resultados brillantes: 7 victorias en ocho competiciones, incluyendo un contundente doblete en Le Mans. El equipo Sauber Mercedes ganó el Campeonato por equipos casi duplicando la puntuación de Porsche.


Los pilotos de Sauber Jean-Louis Schlesser, Jochen Mass, Mauro Baldi y Kenny Acheson ocuparon los primeros cuatro puestos en el Campeonato de pilotos. Y a todo esto se suman récords de velocidad y fiabilidad.

Para 1990 el Sauber C9 ganaría la primera prueba en Suzuka y luego sería reemplazado por el rediseñado C11. El nombre del sucesor no fue C10 dado que en alemán C y 10 suenan similar y resultaría difícil de pronunciar.

Mercedes Benz C11
El Grupo C vería en 1990 uno de los bólidos más espectaculares de su historia. Abandonando el nombre Sauber, el nuevo Mercedes Benz C11 estrenaba un motor V8 Bi-turbo de 4.973 cm3 y más de 950 caballos de potencia. Nueva caja de cambios manual de seis marchas y un peso de apenas 905 kilogramos hacían de este coche un prototipo más sobresaliente que un F1.

El Mercedes Benz C11 debutó triunfante en Monza, ocupando los dos primeros puestos. Posteriormente no compitió en Silverstone y luego ganó todas las carreras restantes, asegurándose el segundo campeonato consecutivo.

El equipo no se presentó en las 24 Horas de Le Mans dado que en ese año la carrera no sumaría puntos para el campeonato. Los pilotos Jean-Louis Schlesser y Mauro Baldi compartieron el primer puesto en la tabla de posiciones.

Mercedes Benz C291
Para 1991 Mercedes reemplazó al C11 por el nuevo C291 con el que tuvieron diversos problemas técnicos. Por ese motivo mantuvieron en campaña algunos C11 con los que obtuvieron unos pocos buenos resultados.

El Mercedes Benz C291 logró su primera victoria en su última carrera en Autopolis, aunque el campeonato ya estaba perdido. En su última temporada, el equipo Sauber Mercedes ocupó el tercer lugar en la tabla de posiciones, detrás del campeón, el Jaguar XJR-14 y del subcampeón, el Peugeot.

Si bien se diseñó un Mercedes Benz C292 para 1992, el prototipo nunca fue presentado ya que Mercedes decidió abandonar la categoría al finalizar la temporada 1991.

Info: Idoneos Adrián Blanco